Rafael Ciarcia, empresario comprometido con Venezuela

747 0
 #1
Escrito 1  0  0  
En la Venezuela actual, es muy difícil encontrar empresarios que tengan firmeza en su propósito como emprendedores, hablando de ello encontramos a Debes estar logueado para poder ver los enlaces., Ingeniero Civil egresado de la Universidad José María Vargas del Distrito Capital.

Desde muy joven Rafael Ciarcia, tuvo determinación por lo que quería lograr en su vida, su pasión por la construcción y su devoción por la religión lo ha llevado a ser un empresario de gran prestigio ya que está involucrado en la creación y construcción de innovadoras obras que van en pro no solo de su bienestar sino de todos aquellos que pudieran disfrutar de su gestión.

Ciarcia tiene una gran escala de logros, desde sus comienzos en 1990 abriendo en la capital anzoatiguense una sucursal de la empresa familiar Concretera Caracas C.A, fundada por su padre y socios, dedicada a la distribución de productos a base de concreto a nivel nacional, a través de los años y fortificándose profesionalmente Rafael Ciarcia experimento el mundo aeronáutico creando de esta manera Aviones de Oriente, que en 1997 a 3 años de su creación alcanzó a ser una de las aerolíneas pioneras en Venezuela, la cual en 2003 cambió su nombre y marca comercial reconocida ahora como Avior Airlines ejerciendo como Director por 16 años continuos de suntuosidad.

Sin detenerse Ciarcia volvió a laborar a lo que siempre había captado su atención creando la Constructora Azzurra en 2006 que ha logrado distintas obras urbanísticas, acentuando entre ellas el Centro empresarial “Oleus” dedico todo su esfuerzo para que este corporativo estuviera a un nivel exclusivo y que dentro de todo lo ha logrado, el resultado fue un innovador edificio con alta tecnología y seguridad que lo hace exaltar entre los demás centros.

Proyectándose y mejorando cada día sus expectativas como empresario Rafael Ciarcia incentivado por un futuro positivo para su empresa asegura que tener una impecable planificación, motivación y constancia es el origen de un buen emprendimiento todo esto lo ha ayudado a obtener el triunfo irremediable sobretodo manteniendo la humildad y siempre realzando los valores de la humanidad demostrando además que la dedicación y responsabilidad son el trampolín hacia el auténtico éxito.
Volver a Política