Ya no vivo con mis padres [humor]

2.360 0
 #1
Escrito   0  0  
Ya no vivo con mis padres. Y me he dado cuenta que hay muchas cambios, pequeños pero importantes, que he tenido que solucionar. Resumiendo se podría decir que la comida no aparece sola en los platos -que por cierto, no se lavan solos tampoco-, ni la ropa aparece en el armario, y que si se descuida la limpieza del hogar llega un momento en el que los salicores pasan rodando frente a ti mientras estás viendo la televisión, cuál película del oeste.

Por fortuna, soy un hombre de recursos. He optimizado varios de estos tediosos procesos de modo que mi vida es más fácil. Para empezar, me he dado cuenta que si camino descalzo por la casa, la planta de mis pies va cogiendo toda la suciedad del suelo, como uno de esos robots limpiadores que suelen ser redondos. De esta forma, al meterme luego en la ducha la porquería se limpia y he conseguido ir limpiando el suelo de la casa. Al menos los lugares por los que más paso. Intento ahora caminar por todos sitios para así mantener todo un poco limpio. Al fin y al cabo, el médico me mandó caminar.

Aprovechando que estoy en el baño, aprovecho para lavar en la ducha también la ropa que he llevado puesta ese día. Al principio usaba el propio gel de ducha para la ropa y para mi, pero he experimentado que si uso un jabón especial para la ropa ambos quedamos más limpios. Usando luego un suavizante, mi piel y mi ropa salen de la ducha suave y olorosa. Por ahora no he visto efectos secundarios en mis ojos ni en el poco pelo que me queda en la cabeza, y los beneficios son un importante ahorro de tiempo y jabón.

Para ahorrar agua de la cisterna aprovecho para desahogar mis aguas menores directamente en la ducha antes de abrir la llave. Es una cuestión de ahorro. Más concretamente 15 litros por micción. Lo único que me incomoda del baño es cambiar el canutillo del papel cada vez que se termina (cosa que por cierto es poco frecuente ya que no lo uso en cambiar el agua al pajarito). Intentamos crear vida y poner una colonia en Marte, y no hemos sido capaces de inventar algo que cambie el canutillo del papel cada vez que se termina.

En lo que respecta a la ropa, una vez lavada, hay que saber que no se plancha sola. Por fortuna, hoy en día existe ropa estilo "arrugada", y no es necesaria plancharla para ir a la moda. Lamentablemente con el tendido de la ropa no he podido desarrollar un método que me ahorre mucho tiempo salvo enrollarla en la líana bien enrollada y así ahorrarnos trabarlas con pinzas. A la hora de recogerla, es más práctica esparcirla ordenadamente por encima de los muebles o dentro de las gavetas que colocarla en los armarios, de esa forma te ahorras doblar.

La elaboración de comida está estrechamente relacionada con el número de cacharros a fregar. Por suerte, hoy en día sobran establecimientos que te llevan la comida a casa. Aunque casi cualquier tipo de comida entregada a domicilio necesitará del uso de cubiertos para consumirla y un vaso para la bebida, existe un tipo que nos salvará de esa engorrosa situación de fregar. La pizza. Además, investigando un poco por las pizzerías de la zona no nos será difícil encontrar una que tenga una treintena de variedades distintas, por lo que podemos variar la dieta todos los días sin repetir. Las bondades de la pizza no es solo que están muy ricas y no son excesivamente caras, sino que vienen ya servidas en una caja de cartón, por lo que te ahorras fregar el plato,

vienen ya cortadas, por lo que te ahorras el cuchillo y se pueden coger con la mano, o a lo sumo, una servilleta, por lo que te ahorras el tenedor. Además, en muchos locales tienen ofertas en los que te regalan una lata de refresco, con lo que bebiendo directamente de ella te ahorras fregar un vaso.

Una vez más, el ahorro de agua para lavar todos esos utensilios es considerable, además del tiempo y esfuerzo que conlleva. Para los desayunos, meriendas y cenas se puede tomar la leche directamente del bote -por lo que es recomendable que sea botella y no cartón- y comer galletas o bollería que nos aportará el azúcar necesario para que nuestro cerebro olvide las penas y viva en un mundo dulce de felicidad.

Hacer la cama es una pérdida de tiempo. Los estudios demuestran que debe ventilarse antes de hacerse, o mejor aún, no hacerse directamente, ya que la luz del sol y el aire fresco destruyen los ácaros del hogar. De todas formas, si llegas del trabajo a las cuatro de la tarde, en lo que pides la pizza, descansas y miras el correo, se hacen las cinco. Si te vas a dormir a las diez de la noche ¿merece la pena que esté cinco horas hecha? ¿Tanto trabajo para cinco horas, en las que ni siquiera nadie va a verla? Me daría tanta pena volver a deshacerla por la noche que por mi parte la satisfacción personal de la cama hecha puede hundirse en el fondo de mi mar de cosas que no hacer.

Adéntrate en el Imperio de Sukama, donde valientes samurai se esfuerzan en conseguir la Gloria y el favor del Emperador.

Mi juego on line GRATUITO sobre el japón medieval.

Y cuando digo Mi juego quiero decir Mi juego.
Volver a La Taberna